KAH - TURBIO

25.5.15



Producido por Santiago De Simone y KAH
Grabado en Rinoceronte Estudio, Buenos Aires.
Mezclado en 7AM Mixing, Buenos Aires.
Masterizado por Estanislao Lopez en Caja de Ruidos, Buenos Aires.
2015 - Recreo Eterno

El concepto a laburar en este disco estuvo muy claro desde el comienzo. Las chicas tenían una idea muy particular de lo que querían transmitir y la mejor manera de llevarla a cabo fue hacer algo que nunca habían hecho. Pero, solo teníamos 48 horas para grabar todo: 7 canciones y 2 separadores.


Mi idea fue setear un vivo usando la sala del estudio a lo ancho, armando cada amplificador de guitarra a los extremos, la batería en el medio y el bajo (por linea) enfrentada a la batería.
La idea en la mezcla era respetar la distribución como una imagen stereo de lo que sería la ubicación de la banda en la sala, tal como se veía desde el control room.
Armé OH en Mono usando un Ribbon AEA para darle un color vintage, pero con dos mics Oktava a los extremos y bien altos para tener un Stereo no sólo de la batería sino de las guitarras posicionadas en la sala.


Usamos una Strikke Drums nacional de los 60, con parches Ambassador Coated, franela al redo y afinada por Lucas Sanna, Drum Dr. y dueño del estudio. El bajo fue un Hofner Violin Reissue con cuerdas flatwound, y las guitarras fueron Fender Stratocaster México, Fender Jaguar HH México y Epiphone Les Paul Corea.


El problema se dió cuando los dos amplificadores valvulares que teníamos empezaron a fallar. Mi Sovtek Mig 50 empezó a tirar chispazos en un claro cagadón de BIAS y el Fender Pro Junior Vintage empezó a fritar el sonido por un temita de la fuente... y ni siquiera habíamos empezado a grabar, bien Turbio.
Finalmente las guitarras fueron tomadas por los amps de reserva que teníamos: un Hiwatt transistorizado para las rítmicas mas simples y un NTV de Bajo (!) para distorsiones mas abrasivas y efectos.


Al terminar el primer día habíamos completado todas las bases sin click, salvo "Pure" que demandó 6 tomas, el resto se hicieron en un máximo de 2/3 tomas promedio. La banda estaba realmente muy ajustada: a medida que avanzaba el día, el disco iba tomando forma y sonando increíble.
Al segundo día arrancamos los overdubs de guitarras con los mismos amps que usamos en las tomas en vivo y seguimos con las voces, primero las lead y luego los coros.


KAH es una banda con mucho laburo vocal y siguiendo el formato de trabajo, seteamos dos mics: un 414 y un Ribbon AEA (uno al lado del otro) para que grabaran los coros simultaneamente y se retroalmientara la vibra que se iba generando, tal cual lo que se escucha en el disco.
Las voces y los coros fueron saliendo en primeras tomas con performances espectaculares y por suerte no hubo necesidad de autotunear nada.



La mezcla fue rápida y en sintonía con la grabación. Desde el principio sabíamos hacia donde íbamos. Solo sumé una guitarra en "The Doom Generation" porque la que teníamos de los overdubs la cagué con un seteo del Big Muff que no había quedado del todo bien. Y en 22nd Century sumé una guitarra lead con bastante noise alla Greenwood para que el estribillo levantara aun mas.

Todo este proceso culminó con la masterización de Estanislao López, quien como siempre potencia el sonido que vengo trabajando.



Cosas Relacionadas

0 comentarios

Instagram

Facebook

Twitter