THE OCTOCATS - WITH THE OCTOCATS

21.8.15

 
Producido por Santiago De Simone y The Octocats.
Grabado en Rinoceronte Estudio, Buenos Aires.
Mezclado en 7AM Mixing, Buenos Aires.
Masterizado por Estanislao López en Estudio Caja de Ruidos, Buenos Aires.

Fotos por Paula Mc Allister

Luego de editar In The Morning - el disco que grabamos juntos en Noviembre del 2014 - The Octocats entró en una fase de replanteos que derivó en el exilio de Mani a Londres. Pero antes que eso suceda decidió reformular la banda junto a Nico Zadubiec de Original Artyfacts en la batería.

Pero algo mas cambió además de la formación y lo pude comprobar en el primer show de esta formación. Fue en Melonio, antro porteño por excelencia. Siendo el compositor principal, guitarrista y cantante de la banda, Mani estaba en otra órbita y más enérgico que nunca. Aquellos temas que yo ya conocía y añoraba, mutaron a otra dimensión lo cual me dejó totalmente hipnotizado durante todo el set.

Al terminar el show fuimos a comer algo y debatiendo en una mesa chica llegamos a la conclusión que no había chance de que estas nuevas versiones quedaran en el aire. Necesitábamos dejar registrado en un nuevo disco esta bola de energía aunque no teníamos mucho tiempo, porque en 30 días Mani emprendía su exilio al viejo continente.


Así fue que decidimos retornar a Rinoceronte un fin de semana de Mayo para grabar un total de 6 canciones, 4 reversiones que ya habían sido editadas en Life is Good y otros 2 temas inéditos que con esta formación tomaron otro color y forma. Esta vez armé la planta a lo largo del estudio con los amps apuntando a la pared opuesta de la batería y separada por paneles acústicos. También tuvimos el gran privilegio de que nos visitara Pau Mc Allister, fotógrafa super talentosa que conozco desde que nació y que tiene un ojo espectacular para captar momentos.

 
Nuevamente usamos la batería de Nico Zadubiec; una Strikke Drums nacional de los 60, con parches Ambassador Coated que fue afinada por Lucas Sanna, Drum Dr. y dueño del estudio. Detalle curioso; antes de arrancar la sesión, el dueño de la nacarada lustró con Blem la misma para "limpiarla de energías".

 
A diferencia de Put in Wave de los Original Artyfacts y Turbio de las KAH, armé OH en stereo A/B con los 414 en cardioide. Redo top con SM57, bordona con Oktava, D112 al bombo y E604 en los toms. Para terminar seteé un room mono con el Oktava restante en cardioide.
 
 
Para las guitarras teníamos tres amps, un Acoustic hermoso, valvular de 100w del '73, cuerpo de caoba y una reverb de resortes hermosa; un Fender ProJunior reissued y el amado/odiado NTV de bajo de 150w. Los tres matcheados y sonando al mismo tiempo microfoneados con AEA Ribbon y SM57 el Acoustic, SM57 también para el ProJunior y E604 el NTV.
 
 
Hablando de las guitarras, Mani trajo una Gibson SG y una Fender Telecaster. Yo también aporté mi Epiphone Les Paul para tener mas variedad. Luego de probar y dar varias vueltas sobre el sonido, Mani se decidió por la Les Paul tanto por sonido como por comodidad para tocar y fue de la partida para todos los temas, excepto la SG que aparece en una toma en The Market.
 
 
Con respecto a pedales no hubo tanto uso de efectos porque los temas de Mani no precisan mucho procesamiento. Igualmente conectamos mi EHX Big Muff ruso y el PolyChorus, aunque este último junto al LoopStation de Boss sirvieron para splitear la señal y alimentar los amps.
 

Ajustamos fase, eq y compresión y largamos a grabar todo en vivo y sin metrónomo. Es muy difícil de explicar con palabras la química efervesente que había en el estudio. Sonaban realmente muy ajustados, con una energía aplastante pero al mismo tiempo sueltos e improvisados, algo que es muy raro (casi inédito) en una formación que solo tenía días de gestación. Cada intervención era resuelta con detalles técnicos de alta calidad y aroma a buen gusto. A medida que iban pasando los temas, el estudio era una fiesta motivada por la energía que emanaban las tocadas y la belleza que traían esas canciones.


Casi todos los temas salieron en primeras tomas, salvo por The Market que al finalizar el día no teníamos ninguna versión que nos dejara conforme. Al arrancar el segundo día y con varias horas de descanso encima, los dos nos otorgaron una toma monstruosa y llena de vértigo que fue la que finalmente quedó registrada en el disco.


Una vez terminadas las bases, pasamos a los overdubs de guitarra que dada la simplicidad del disco no fueron tantos, por ejemplo Dragon Flame es sólo la tocada en vivo y la voz doblada. Mani completó todo sin problemas con el mismo seteo de amps de las bases y pasamos las acústicas. 414 al traste doce y AEA Ribbon angulado a 45 grados de arriba apuntando al puente. Esas tomas son las que quedaron en Earrings, Bunch of Cannoli y Elephant Desire.


Faltando dos horas para terminar la jornada empezamos a grabar las voces con 414 y AEA Ribbon. Aunque arrancó algo tenso y errático, con la cabeza en el poco tiempo que teníamos y otros nervios, Mani tuvo su punto de quiebre cuando nos deleitó con una toma elevadísima de Dragon Flame. Con ese silbido al final de la toma hizo delirar a todos los que estábamos presentes en el estudio, Nico, Pau, Juli y yo. Ninguno podía creer lo que acabábamos de presenciar y se festejó como un gol. A partir de ese momento Mani se desató y sacó a relucir esa tremenda voz que tiene.
Es muy bueno para doblar voces, tanto que los temas de mayor modulación que yo pensaba iban a causar problemas salieron impecables con sus falsettos y modulaciones. El único tema que presentaba una dificultad mayor era Elephant Desire porque él tenía la idea muy definida de como quería que quedara el estribillo: agregar distintas capas de voces, apareciendo a cada cambio de tono y sosteniendose hasta el final, generando un ensamble armónico e in crescendo hasta el 'hum' final del estribillo. Una vez que establecimos la estructura de como íbamos a grabarlo, salieron en primeras tomas. Todo lo que se escucha en el disco es tal cual lo que cantó en el estudio, nada de autotune ni edición.


Ya terminando el día, Juli de KAH aportó coros en Bunch of Cannoli y Elephant Desire y con eso dimos por concluído el fin de semana de grabación en el estudio.

A la semana siguiente arranqué con las mezclas. Apenas levanté los faders algo llamó mi atención al instante. La esencia del disco y las canciones estaban ahí, pero haciendo factor común entendí que la partida de Mani a Londres no era casualidad. Todos sus temas contenían fragmentos que de alguna manera u otra llevaban impresa la esencia de esa ciudad y país. Esa fue la referencia para el sonido final del disco.


En la misma línea de la simplicidad de los temas y las tocadas, no hubo mucho procesamiento en general excepto quizás en la batería con bastante compresión paralela y emulación de cinta. Lo más importante fue lograr el balance en frecuencias al tener que emular el low end que no teníamos por ser un duo y no contar con un bajo. Como ya había hecho en Back to your Heart de Santos Wussies y en In the Morning, tomé el canal de la guitarra pasada por el amp de bajo; luego de algunos cortes de eq y generar harmónicos, lo comprimí en sidechain con la señal del kick como llave. Una vez que logré el balance que quería, todas las mezclas avanzaron rápido.

 
Con respecto a los efectos seteé cuatro reverbs: una plate Bricasti corta y oscura para la batería; una chamber Bricasti para batería y coros; una plate EMT250 mas larga y brillante para voces y guitarras; y un room Bricasti para el harmonizador en las voces. Con respecto a los delays usé un slap para generar un efecto oldie en las voces y un ping pong para automatizar en algunos estribillos, coros, y las salidas de determinados arreglos.


Una vez terminada la mezcla (y extrañándo mucho a Mani que ya había iniciado su viaje) fuimos a masterizar a Caja de Ruidos con mi gran amigo Estanislao López, quien en los últimos shows de la banda subía en algunos temas a tocar el bajo. Al ya conocer la banda, los temas y la química interna, aportó el toque final que el disco necesitaba.



Con ésto me despido hasta la próxima, sin dejar de agradecer a todos los ayudaron para que este disco haya cobrado vida, y especialmente a Pau Mc Allister a quien pueden contactar en su fanpage por cualquier consulta.

Hasta la próxima!

Cosas Relacionadas

0 comentarios

Instagram

Facebook

Twitter